hojas frutas hierba

Crisis y Cambios

Ponencia: X Congreso de Gestalt Córdoba (Arg.) 2007

Autor:

Marina Varas Schnake

Fecha:

02/02/2007


Diversos autores y corrientes de la psicología al estudiar el comportamiento del ser humano a lo largo del ciclo vital, han encontrado diversas situaciones de la vida que han   clasificados como “posibles sucesos de crisis”. Estos son por ejemplos: el abandono de la familia paterna y la entrada al mundo adulto, nacimientos de los hijos, separación, muerte de seres queridos etc...  Ordenan estos hechos de los mas simples a los mas difíciles de soportar y analizan el como las personas afrontan  los mismo estableciendo patrones de comportamiento y por supuestos limites entre lo patológico y lo sano. Esto es algo con lo cual estamos permanentemente encontrándonos, situaciones dadas, eventos, hechos y que el psicólogo tiende a analizar y dar un veredicto. 

 

Podemos reconocer en el ciclo vital de la persona transiciones muchas veces marcadas por estos posibles sucesos de crisis como por ejemplo la falta de trabajo, casarse, tener un hijo, cambiar de empleo, o cambiarse de país etc.…y por supuesto que desde la gestalt si el pasado se hace presente, se hace figura,  lo tomamos y trabajamos con ello.  Sin embargo, para mi es difícil de hablar en modo general de las crisis, y más aún de su origen causa y sus efectos… desde la gestalt el como, cuando y lo que con llevan las interrupciones en la vida de una persona o en su familia es algo tan personal como su huella digital… desde mi punto de vista, no existe un patrón que dada tal composición familiar y dada tal situación de vida, ocurra tal o cual disfunción de la persona o en la familia…. En mi modo hacer terapia intento ser lo mas fenomenológica posible  centrándome en el presente, en el aquí y ahora observando limpiamente la situación sin posturas ni prejuicios.   

 

Frente a la crisis misma, surge siempre la pregunta es ¿qué hace de estos eventos sean algo positivo o algo negativo en la persona? todos reconocemos que  las crisis  pueden significar un cambio positivo y muy valioso en la persona, como así como también pueden ocasionar dolor, angustia y un deterioro significativo en ella. ¿Qué marca esta  diferencia?..Desde las diversas corrientes el acento esta dado en el modo como la persona afronta la situación, como la tramita psíquicamente, que postura cognitiva tiene frente a ella. Desde la gestalt la diferencia esta en el como la persona lo vive, como lo siente y experimenta, como es para ella….Esto también  depende de como se encuentre la persona en ese momento, de lo sorpresivo o inesperado de  la situación, del entorno y de sus recursos.

 

Podríamos decir que en Gestalt la crisis se entiende como una alteración o perturbación en el campo (organismo-entorno) algo que rompe el equilibrio homeostático del organismo. Esta perturbación puede ser algo externo al sujeto como un terremoto, un duelo, u otro, que dificulta seguir adelante, o bien,  puede ser parte del sujeto mismo, a partir de una enfermedad catastrófica, a partir de sus ideas, pensamientos, u otros. En fin, algo interno, externo o ambos que se percibe como intolerante o inadecuado. Las crisis son situaciones o vivencias que experimentan en la historia personal, que se viven con gran angustia y dolor, son un momento de inestabilidad, y van generalmente acompañadas de decisiones obligadas y de ajustes necesarios para seguir el camino. Corresponden a un momento crucial que afecta la continuidad de todos los sucesos futuro de la persona…y conllevan un cambio drástico en el curso de los acontecimientos. Podemos decir, que las formas en que el sujeto enfrenta la situación de crisis están estrechamente relacionada con su su capacidad de Darse Cuenta y actuar responsable y consecuentemente.

 

También me gustaría compartir con ustedes el aporte de Ilia Prigogine Premio Nobel de Química 1977 por su investigaciones sobre la termodinámica y la teoría de las estructuras disipativas quien por su extrapolación a las ciencias humanas fue llamado el “poeta de la termodinámica”.

 

Prigogine a través de complejas matemáticas demostró que en el mundo hay una creación simultánea de orden y desorden, planteando que el caos posibilita la vida y la inteligencia. Demostró que aunque la 2º ley de la termodinámica es valida en el conjunto, falla en ciertas regiones alejadas del equilibrio, donde aparecen fluctuaciones que pueden hacer surgir una nueva complejidad, y configuraciones naturales como la vida….A estas configuraciones naturales, les llamó  estructuras disipativas. Estas estructuras desafían localmente la tendencia universal hacia la desorganización pues tienden a estructurarse y ser más complejas…tal como un pollito es más complejo que el huevo… El nos dice: “El flujo energético creado dentro de una estructura puede causar perturbaciones en el interior del sistema. Si las perturbaciones son pequeñas, quedan absorbidas por el sistema, pero si son grandes pueden desencadenar cambios severos en el interior de la estructura. Cuanto mayor es la estructura mayor el flujo de energía que requiere para sobrevivir y mayor la probabilidad de perturbaciones”. Para él “La susceptibilidad es factor catalizador del cambio”. Esta es la clave que le permite evolucionar hacia una mayor complejidad, ya que si la perturbación es lo suficientemente intensa el sistema puede sufrir una reorganización repentina y surge un orden más elevado. Así la perturbación permite que el sistema salte a un orden más elevado de complejidad.  

           

            Un ejemplo de esto en la medicina es la inmunización.  Con la vacuna se introduce en el organismos una dosis mínima pero suficiente para producir un grado de perturbación en el  organismo, éste se defiende produciendo anticuerpos y se prepara para la posible exposición a futuro de la misma. Así la próxima vez que el organismo se vea expuesto al agente nocivo reaccionara a él y no se enfermará. En el fondo se esta perturbando al organismo para hacerlo evolucionar hacia una mayor complejidad.

 

Parece interesante la visión de Prigogine y su aplicabilidad en las relaciones humanas, pues en gestalt no entendemos una crisis como una enfermedad o “mal momento para la persona” sino por el contrario, aunque sabemos que muchas veces puede estar sufriendo con ello, la entendemos como una gran oportunidad de cambio, de crecimiento y maduración. Y esto es vital, sobre todo cuando trabajamos con adolescentes con intentos de suicidios u otras situaciones de crisis grandes en sus vidas y nos acercamos a ellos no desde la mirada de “pobrecitos” o “enfermos” o “manejadores” sino que realmente miramos la crisis sin temor confiando que de ella no puede mas que ocurrir lo mejor. En el trabajo gestáltico propiamente tal pues las crisis se convierten en oportunidades… Oportunidades de cambio…de maduración… de crecimiento.



Categorias

yo